2 feb

TIEMPOS TURBULENTOS PARA LA POLÍTICA… TIEMPOS DE OPORTUNIDADES PARA LA POLÍTICA

Buenas tardes compañeros y compañeras.

La celebración de este Comité Provincial ordinario la hacemos en un tiempo en el que la política no deja indiferente a nadie.

La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump refuerza considerablemente el interés por la política.

Las manifestaciones en contra de su política imperialista, racista, xenófoba, favorecedora de la desigualdad, que se están celebrando en Estados Unidos, son buena muestra de ello.

En Europa tampoco pintan bien las cosas. La incertidumbre sobre los efectos del Brexit, los indignantes campos de refugiados sirios, las turbulencias económicas y las difíciles expectativas políticas para la izquierda en las próximas elecciones en Francia, Alemania y Holanda, se constituyen en amenazas constantes a la Europa social y de derechos que queremos los socialistas.

En España, el acomodo que ha encontrado el Gobierno Rajoy sin disponer de mayoría absoluta, también resulta ilógico.

La cadena de atropellos a las políticas públicas y sociales de los cuatro años anteriores del PP, si bien están plagadas de críticas y de intenciones para derogar muchas de ellas, de momento no han encontrado un desarrollo político práctico a la inversa.

En Euskadi, en este tiempo tras el último Comité Provincial en el que reflexionamos, entre otras cosas, sobre los resultados electorales autonómicos, la novedad más destacada es la formación del Gobierno de Coalición y su puesta en funcionamiento.

Si en Álava destaca el amplio acuerdo presupuestario alcanzado en las Juntas Generales con la ausencia, como marca la costumbre, del PP; en Vitoria destaca el encallamiento del presupuesto por el cambio de posición de EHBildu, justificado por un reproche de incumplimiento del anterior, hecho directamente al Alcalde.

Sobre algunos de estos asuntos de la política volveré después, pero ahora quiero señalar uno que nos tiene a todos muy ocupados y preocupados. La situación de la crisis política de nuestro partido.

El pasado 14 de enero se celebró el Comité Federal que por fin anunció el Congreso Federal para los días 17 y 18 de junio.

En ese Comité Federal se produjo un vivo debate sobre la conveniencia de celebrar el Congreso en abril, propuesta que fue defendida entre otros por Idoia Mendía, aunque finalmente el acuerdo se derivó a las fechas citadas.

Estamos viviendo la crisis política más grave de cuantas hemos conocido en nuestro partido. Necesitamos celebrar un Congreso de clarificación, como así lo expresé en el Comité Provincial anterior. Necesitamos definir con la máxima claridad el espacio político, programático, ideológico, que queremos ocupar. Necesitamos clarificar nuestra política de alianzas. Necesitamos resituar la autonomía de nuestro proyecto político. Necesitamos una nueva dirección.

Necesitamos pasar la voz y el voto a la militancia para que entre todos y todas decidamos cómo queremos ser y quién queremos que nos lidere.

Aunque el calendario de primarias no se ha puesto en marcha, hoy ya disponemos de dos precandidatos para liderar el Partido. No descubro nada si digo que se espera como mínimo uno más, pero eso parece que se dilatará hasta que se abra el proceso de primarias.

Patxi López y Pedro Sánchez, han decidido dar un paso al frente, postularse para la Secretaría General del PSOE, y a los dos les doy de igual manera la bienvenida y les abro las puertas de esta sede para que celebren sus actos.

El proceso de primarias ni va a ser fácil, ni va a estar exento de riesgos. Las diferencias y tensiones en nuestro partido llevan muchos meses prodigándose. En el Partido hay quienes quieren transitar por una senda de pactos de centro derecha y hay quienes lo quieren por el centro izquierda.

Hay quienes se conforman con pequeñas reformas y hay quienes defienden cambios en profundidad.

Estas diferencias no son pequeñas y por eso tocan y afectan muy directamente a la sensibilidad, a la razón y a la pasión política, de cada compañero y compañera.

Yo hoy sólo voy a defender, ante todo esto, una seña de identidad, de valor, que debe guiarnos a todos los Socialistas: el respeto.

Defendamos con libertad ideas y candidatos.

Defendamos sin descalificar ideas y candidatos.

Cuando este proceso termine quedara un Partido, una organización, una política, una Secretaría General y una dirección, y será la de todos y para todos. Pero será más de todos y para todos, si en el camino no rompemos nada de lo que nos une voluntariamente, como es saber convivir, saber respetarnos, como es formar parte del mismo partido.

Un partido de Gobierno como el PSOE es un Partido con vocación de liderar la mayoría de la sociedad.

Un Partido con vocación de liderar a la mayoría de la sociedad, estará preparado para recibir su apoyo, si es percibido como un Partido con un comportamiento cívico, ético, edificante, en su comportamiento interno.

En los últimos meses hemos fallado notablemente a estos requisitos y hemos proyectado una imagen casi caótica. El Comité Federal del 1 de octubre fue el momento cumbre de lo que no se debe hacer y de cómo no nos debemos comportar.

Que ese día, además de un día muy desgraciado para el Socialismo, sea también una enseñanza de lo que no hay que volver a repetir.

Cuidado con convertir las redes sociales en redes para ensuciarnos. Cuidado con convertir a los compañeros y compañeras en enemigos y traidores. Cuidado con restar y más cuidado con dividir.

Juego limpio y respeto. Buen debate, buena elección, y aceptación de los resultados.

Solo así conseguiremos recuperarnos y recuperar electorado.

Compañeros y compañeras, nuestro proceso congresual no detiene la vida política, y por eso al mismo tiempo que lo hacemos debemos dar respuesta a otros compromisos políticos contraídos y muy especialmente a los institucionales.

Cerramos el año con un Gobierno de coalición en el País Vasco con el que comprometimos un acuerdo político de actuaciones que ya conocéis y con el que gobernamos tres Departamentos.

Medio Ambiente y Vivienda, con el compañero guipuzcoano, Iñaki Arriola al frente.

Turismo, Comercio y Consumo, con el compañero vizcaíno, Alfredo Retortillo.

Justicia y Trabajo, con la compañera alavesa, María Jesús San José.

En estos días están celebrando las comparecencias en el Parlamento Vasco, están explicando la orientación de sus políticas y los compromisos que adquieren ante todos los grupos parlamentarios, y próximamente deberán presentar el proyecto de presupuestos para el País Vasco, donde se reflejarán las acciones directas de gasto.

Nuestra llegada al Gobierno Vasco aporta diálogo, pluralidad, transversalidad, convivencia. Aporta mucha serenidad institucional y social.

Formamos parte de un Gobierno que no dispone de mayoría absoluta y que está obligado a negociar y acordar ensanchando más los acuerdos alcanzados.

Aportamos a este Gobierno políticas sectoriales contenidas en el acuerdo de Gobierno.

  • La escuela pública trilingüe de calidad, equidad y excelencia.
  • El programa marco de empleo y reactivación económica para dejar el desempleo en un máximo del 10% en los próximos cuatro años.
  • La lucha contra la pobreza energética para garantizar que no se corten los suministros básicos por falta de recursos.
  • La vivienda como derecho ciudadano.
  • La recuperación del diálogo social entre sindicatos y empresarios en favor de los derechos y la negociación colectiva de los trabajadores, que ya ha tenido un pequeño avance en estos días.
  • Las medidas de igualdad plena de la mujer en todos los ámbitos.
  • El turismo excelente, que estos días hemos enseñado en Fitur, que es una buena fuente de empleo y riqueza, y que ha mejorado según los datos de 2016.

Todas estas son algunas de las políticas que aportamos los socialistas a este Gobierno de Coalición, y que dan sentido al compromiso que hemos adquirido.

En el Territorio Histórico de Álava la política discurre de manera desigual según la institución de la que hablemos.

En Juntas Generales el Gobierno de la Diputación Foral de Álava, que como sabéis está en minoría, trabaja sin descanso y hasta ahora con resultados positivos, buscando acuerdos con la oposición. Como fruto más evidente de esta política este segundo año de legislatura también tenemos presupuesto.

Un presupuesto que vuelve a no contar con el PP porque al margen de las diferencias concretas, el PP en Álava lleva años comportándose de la misma manera; si ellos gobiernan buscan acuerdos, si ellos no gobiernan solo les vale la tierra quemada.

Este año únicamente han votado negativamente al presupuesto dos formaciones políticas: el PP e Irabazi, junto con los críticos de Podemos.

Y es que, ha habido un consenso en mejorar dentro de los límites presupuestarios las políticas que afectan directamente a los alaveses.

En la Diputación hemos doblado en apenas un año y medio el presupuesto dedicado a políticas de fomento del empleo, pasando de 600.000 a 1,2 millones.

Este año hemos tenido datos positivos, 2.500 desempleados menos. No hay que lanzar las campanas al vuelo, es un buen dato, pero hay que mantenerlo y mejorarlo, iniciativas como las lanzaderas de empleo, el cambio en la política de formación vinculándola a la necesidad de las empresas y ampliándola al Territorio, como forma de lograr una mayor cohesión territorial contribuyen a mejorar la preparación para conseguir los trabajos que demandan las empresas. Este año cerraremos el ciclo, al sumar a las políticas de formación las ayudas a la contratación en las que estamos trabajando para ponerlas cuanto antes en funcionamiento.

El sector turístico, muy relacionado con la reactivación económica en el sector servicios, ha experimentado una mejora cualitativa con respecto al año anterior, con un crecimiento de entradas del 6% y un 11% de subida en las pernoctaciones, incrementándose la estancia media hasta los 1,83 días. La política de oferta conjunta de Álava y no individualizada por cuadrillas, la puesta en marcha de una comunicación activa en redes y la renovación de la página web, han contribuido a este resultado, ya que los establecimientos hoteleros ubicados en la zona rural han experimentado los incrementos más notables, y una disminución del desempleo en el sector servicios.

Siguiendo con el empleo, la oferta de empleo público que hemos puesto en marcha en la diputación de 78 plazas a la que optan 3000 personas, se le suma la de 32 plazas de política local en el ayuntamiento, junto con las de bomberos y del IFBS, y las que convocaremos para final de año de administrativos en la institución foral. Todo esto, también contribuye positivamente en el empleo de calidad, junto con otro de los objetivos socialistas que es el aumento de la inversión pública.

Inversiones en la habilitación de nuevas plazas residenciales en Llodio o en la residencia San Prudencio de vitoria, o inversiones en carreteras, como la Melledes-Manzanos, Asa-Elvillar, compromisos que veníamos demandando durante años en la oposición y que están en marcha como la reforma del parque de Lamuza de Llodio.

Y es que hemos elaborado, pactado y vamos a gestionar un presupuesto durante el año 2017 que consolida el del pasado año y que es la imagen y la presencia de los objetivos del socialismo alavés en el gobierno foral: reactivación económica, mejora de servicios sociales y recuperación de la inversión pública.

Porque estamos trabajando en la mejora de los problemas en las prestaciones de la ley de dependencia, intentando que se acorten los plazos de valoración y mejoren la prestación de servicios. Sabiendo que tenemos un gran reto, la puesta en marcha de la nueva cartera de servicios sociales, con su nuevo mapa que requiere una redefinición de competencias y financiación de las entidades locales, en la que también ya estamos trabajando.

Las inversiones mejoran en otro de los departamentos que dirigimos los socialistas, infraestructura viaria y movilidad.

Los programas y actuaciones en el área de movilidad más significativos serán la puesta en marcha de las nuevas concesiones de las líneas Bilbao/Logroño, Durango/Vitoria-Gasteiz/Miranda de Ebro y el desarrollo del transporte comarcal. El lanzamiento de una aplicación para dispositivos móviles que informe a los usuarios del tiempo de paso de los servicios de transporte foral es otro de los proyectos que verá la luz el próximo año.

El presupuesto incluye también una partida de 1.250.000 euros para contribuir a la financiación de la ampliación del tranvía en Vitoria-Gasteiz dando continuidad así al apoyo de la institución foral a la implantación del sistema tranviario en la capital de Euskadi.

Junto a esta medida, se consignan las cantidades adecuadas para avanzar en el cumplimiento de las mociones aprobadas durante esta legislatura en Juntas Generales relativas a la reforma de la N-124 y la construcción de la nueva variante de Berantevilla y la reforma de la N-240 en Legutio.

También estamos trabajando e influyendo en otras materias como agricultura, infraestructuras hidráulicas, o medio ambiente. Y atendiendo al medio ambiente, los socialistas alaveses estuvimos trabajando desde hace mucho tiempo por el cierre de la central nuclear de Garoña que ahora el gobierno del PP amenaza con reabrir.

Por eso, vamos a agotar todas las vías tanto políticas como judiciales para que esto no se produzca, porque el problema no es solo Garoña, es que para los que hemos defendido la transición energética, para los que hemos defendido la sustitución de la energía nuclear, lo que permite esta reapertura es que las centrales nucleares no tengan fecha de caducidad, ese es el verdadero problema al que nos enfrentamos.

Por eso, vamos a seguir peleando y por eso hemos propuesto acudir desde las instituciones a los tribunales europeos para que exijan el informe de impacto ambiental, algo que el PP quiere saltarse y que puede acabar ese recurso con la pretensión de la reapertura.

Sin Garoña nuestra seguridad aumenta, pero si a Garoña se le exigen todos los trámites y medios de seguridad, estaremos protegiendo algo más que Garoña y su entorno, estaremos protegiendo todas las zonas de España que ahora conviven con centrales nucleares y que dejarían de tener una fecha de caducidad, unos años de vida útil.

Hablando ya del Ayuntamiento de Vitoria, tenemos que señalar que la situación creada por el rechazo a los presupuestos es muy complicada.

El viernes se rechazaban unos presupuestos que hay que señalar que cuentan con más recursos que los del año anterior.

Bildu que fue quien facilitó el grueso de los votos para elegir alcalde a Urtaran y para acordar los primeros presupuestos ha frenado en seco. Acusa al alcalde de incumplir las políticas pactadas, y aunque en términos económicos no tiene razón, en términos políticos alguna sí lleva.

Casi ninguno de los objetivos políticos acordados con Bildu ha visto la luz y eso les lleva a no fiarse del alcalde y a pedir estar en el Consejo de Gobierno, algo que por otra parte no aceptamos los Socialistas, por no formar parte de ninguna negociación, no disponer de programa de Gobierno común, y sólo pretender desarrollar una tarea de fiscalización.

Los socialistas somos partidarios de recomponer el diálogo y de acordar un presupuesto pero de ninguna manera contemplamos variar la composición de fuerzas del actual Gobierno municipal.

Por eso, tras el rechazo presupuestario por parte de Bildu y el PP, tenemos dos opciones, ir aprobando inversiones a lo largo del año, algo que se alarga mucho en el tiempo por los trámites que requiere, además del tiempo que se necesite de negociación. O que el alcalde se sometiera a una cuestión de confianza, que conlleva a la aprobación inmediata de presupuestos si no prospera una candidatura alternativa.

Esta última opción sabemos que tiene riesgos, sobre todo para el Alcalde en primera persona, pero también trae un beneficio a la ciudad, al poder comenzar con proyectos como la reforma del Bost Enparantxa, un programa de empleo verde, reforma y construcción de centros sociales, el Agora Space de Sansomendi, el aparcamiento en silo de Arana, la oficina de turismo, nuevos espacios infantiles, el presupuesto participativo, el proyecto para el soterramiento de américa latina, los frontones de Adurza y San Ignacio, el centro de cultura para industrias creativas, reforma de instalaciones deportivas como campos de fútbol, el rocódromo de Salburua, así como el autobús eléctrico o la ampliación del tranvía. También verán aumentada su financiación el plan de empleo (500.000) el servicio de ayuda a domicilio (un millón) las reformas del barrio de Coronación (600.000) o el plan de rehabilitación de viviendas (350.000).

El alcalde estaba dispuesto a asumir ese riesgo y hemos aceptado por los beneficios que puede traer para desarrollar el proyecto de ciudad pactado entre el PSE y el PNV, sin estar sometidos a los tiempos que marquen tanto el PP como Bildu, que es lo que pretendía Larrión al no plantear proyectos para negociar en el periodo de enmiendas y estar dispuesto a negociar al día siguiente del rechazo de los presupuestos, lo que nos llevaba a estar atados de pies y manos.

Antes de terminar quiero felicitar a las Agrupaciones de Álava por la fiesta que celebramos el pasado 17 de diciembre en Elciego y en Laguardia, un éxito de participación, muy bien organizada, un buen acto político celebrado en la plaza de Elciego, que contó con la intervención de Idoia Mendía y con su divulgación por los medios de comunicación, unas excelentes actividades culturales, y una divertida y sabrosa comida. Muchas gracias a organizadores y a participantes.

Compañeros y compañeras, tenemos mucho trabajo por delante, tenemos tareas de Gobierno en todas las Instituciones, tenemos situaciones delicadas para gestionar en Vitoria, pero sobre todo tenemos un reto con nuestros antepasados, con nuestros contemporáneos y con quienes nos sucedan en el futuro, recuperar el Partido, recuperar nuestra influencia en la sociedad, recuperar derechos y políticas de igualdad, y todo ello tratar siempre de mejorarlo.

Y esto sólo se consigue con mucho respeto interno. Respeta y serás respetado. Muchas gracias.