3 jul

2 AÑOS DE ESTABILIDAD Y PROGRESO. BALANCE DE LA PRESENCIA Y GESTIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA EN EL GOBIERNO FORAL DE ÁLAVA

Lo primero que debo decir sobre el presente post es que se trata de un ejercicio convencido de transparencia para con nuestros votantes y la sociedad alavesa. Tengo claro que como representante política estoy obligada a rendir cuentas de nuestras políticas y decisiones ante la opinión pública y todas las alavesas y alaveses.

Hace dos años el Partido Socialista de Álava llegó a un acuerdo con el PNV para alumbrar un gobierno de coalición en la Diputación Foral de Álava. Un acuerdo trabajado, claro y definido que recoge las principales líneas y propuestas con las que el partido socialista deja su impronta en esta legislatura, muchas de ellas coinciden con las que nos presentamos a las elecciones.

Diputación Foral de Álava2

Este acuerdo establece así políticas con tres prioridades:

  1. Reactivar la economía y crear empleo.
  2. Recuperar la calidad de los servicios sociales tras una legislatura de austeridad y recortes.
  3. Y, finalmente, incrementar las inversiones públicas para avanzar en la cohesión territorial.

Un acuerdo para, en definitiva, poner a trabajar todos los recursos humanos y económicos de la institución en atender las necesidades y problemas reales de las alavesas y los alaveses.

Dimos el paso al entender que era la manera más eficaz de garantizar un cambio profundo y real respecto a la estrategia de austeridad y erosión de los servicios públicos del Gobierno del Partido Popular, y cumplir nuestros compromisos con nuestros votantes y mejorar la vida y atender las necesidades de las personas que viven en Álava.

Nuestra decisión tenía y tiene como horizonte el bienestar del conjunto de la sociedad, pero sobre todo de aquellos que peor lo están pasando: desempleados, familias en riesgo de pobreza, personas dependientes, etc. Queríamos tener capacidad de decisión para poner encima de la mesa soluciones.

También hicimos un ejercicio de responsabilidad para dotar de estabilidad a las instituciones vascas y llevar a las mismas una nueva forma de hacer política basada en el pacto entre diferentes, el diálogo y el consenso.

descarga

Dos años después estos principios y objetivos son realidades. Hemos logrado dar un impulso a la economía alavesa y a la generación de empleo, hemos puesto en marcha el desarrollo de la cartera de servicios sociales y hemos incrementado la inversión pública para fortalecer la cohesión social y territorial de Álava.

Los socialistas estamos siendo protagonistas del giro social de una institución que, como el caso de la Diputación Foral de Álava, tiene competencias en materias tan relevantes como la atención a los dependientes; el transporte público que comunica las zonas rurales con Vitoria; y, por supuesto, la definición y recaudación de impuestos.

Porque todas estas políticas necesitan recursos, por eso es importante revisar la reforma fiscal pactada hace cuatro años con el PNV que ha dado resultados positivos, pero que hay que modificar para evitar los atajos para la elusión fiscal, fijar acciones para que cada persona, cada empresa pague lo que le corresponde y no menos, no se trata de aumentar la presión fiscal, se trata de que la política fiscal sea equitativa y se combata el fraude.

Hemos aplicado nuevas políticas, sí, pero también como decía una nueva forma de hacer política. Hemos aparcado el clima de tensión, imposición y bronca que existía en la anterior legislatura y lo hemos sustituido por una nueva manera de gestionar basada en el diálogo y el acuerdo.

Dialogo

Diálogo con los grupos de la oposición para aprobar los presupuestos y sacar adelante proyectos estratégicos; diálogo con la sociedad para escuchar sus propuestas y necesidades; diálogo con el personal funcionario y trabajadores de la Diputación para recuperar los derechos cercenados por el PP, diálogo para desbloquear proyectos de carreteras que llevan años bloqueados.

Y diálogo interno. PSE y PNV somos distintos, pero hacemos un esfuerzo para buscar los puntos de encuentro y el pacto en beneficio de la ciudadanía. Porque nosotros creemos que el partido socialista es una herramienta para transformar la sociedad. Los grandes cambios de este país, los avances en derechos y en servicios públicos han venido con la intervención del socialismo y queremos seguir siendo protagonistas activos de la transformación de la sociedad velando siempre porque sea lo más igualitaria posible.

Continuo. Transparencia, nuevas políticas dirigidas a resolver los problemas de la ciudadanía, dialogo y consenso, etc., y mucho trabajo.

Quiero recordar algunos de todos los proyectos desarrollados y voy a destacar sólo aquellos más importantes de las áreas que gestionamos directamente los socialistas: empleo, turismo, infraestructuras viarias y movilidad.

EMPLEO

El paro era hace dos años y sigue siendo hoy la principal preocupación de la ciudadanía alavesa. Los socialistas asumimos la responsabilidad de liderar el Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Admón. Foral con el objetivo de mejorar las políticas forales de empleo y contribuir así a paliar este problema.

Y lo hemos hecho. Hemos triplicado en sólo dos años los recursos económicos destinados a programas y acciones de fomento del empleo al pasar de los apenas 600.000 euros de 2015 a cerca de 1,9 millones de euros en 2017. Este incremento ha permitido dar un fuerte impulso a estas políticas:

  • En primer lugar, hemos aumentado un 30% la financiación de los programas de formación para el empleo para, entre otras cosas, potenciar la oferta formativa fuera de Vitoria y llevarla a todo el territorio. Este año ponemos a disposición de la ciudadanía 116 cursos con 1.250 plazas y cerca de la mitad son fuera de la capital.

Hemos mejorado además los contenidos de los cursos para incluir materias y áreas del conocimiento que demanda el tejido productivo, las empresas, y lo hemos hecho en colaboración con SEA-Empresarios Alavesas y las distintas Cuadrillas. Las bases exigen ahora esta relación entre oferta y demanda.

  • En segundo lugar, hemos puesto en marcha nuevas iniciativas que antes no existían:
  1. Planes especiales de empleo en las localidades y comarcas con mayor tasa de paro dotados, en conjunto, con 500.000 euros para hacer posible la formación y contratación de personas desempleadas, y crear Lanzaderas de Empleo. Pusimos en marcha estos planes en 2016 y volverán a ver la luz este año tras el verano.
  2. Programa de incentivación de la contratación indefinida de jóvenes y parados de larga duración, dotado de 470.000 euros. Esperamos contribuir a la contratación de cien personas de estos dos colectivos con dificultades de inserción laboral, y a fomentar la calidad del empleo.

Quiero subrayar también el esfuerzo que estamos realizando para restituir a los trabajadores públicos de la institución foral las condiciones y derechos laborales que disponían antes de los recortes del PP, y promover la renovación de la plantilla y la estabilidad de la misma a través de Ofertas de Empleo Público.

A la primera OEP de 78 plazas de titulados medios y superiores, cuya fase de pruebas terminará este mes de julio, se sumarán nuevas OEPs en los próximos meses. Serán en este caso para niveles C y D, sin descargar incluir también plazas de los niveles A y B.

Nuestra intención, previa negociación con los sindicatos, es convocar una segunda OEP a finales de este año 2017 y una tercera OEP a principios de 2018 para aprovechar así al máximo las tasas de reposición. Las pruebas se llevarían a cabo de forma conjunta a lo largo del próximo año.

Todavía es pronto para hablar de plazas porque, insisto, es un tema que tenemos que negociar previamente con los sindicatos.

Con este esfuerzo político y presupuestario hemos contribuido a la recuperación del empleo en Álava. Hoy hay casi 5.000 alavesas y alaveses menos registrados como parados en las oficinas de Lanbide que al inicio de la legislatura, a mitad de 2015, lo que supone un descenso del 18%.

Pero la verdad, como responsable político y socialista, me fijo más en las 21.000 personas que todavía quieren trabajar y no pueden, y le aseguro que voy a seguir trabajando sin descanso en la segunda parte de la legislatura para contribuir a que esas miles de personas tengan oportunidades. Para ello trabajamos coordinadamente tanto en lo interno de la Diputación Foral de Álava, como con otras instituciones, Lanbide, el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Cuadrillas y Ayuntamientos.

Detrás de cada desempleado hay una familia, hijos, jóvenes que no pueden emanciparse, etc. Eso no lo olvidamos nunca.

Y también vamos a seguir trabajando para mejorar la calidad del empleo en términos de salarios y estabilidad. Los trabajadores y trabajadores sufrieron en primera línea los efectos de la crisis económica y ahora tienen que ser partícipes de esta fase de recuperación. Para mejorar hacemos un llamamiento a empresas y sindicatos para recuperar la negociación colectiva.

No podemos aceptar con resignación que siga habiendo trabajadores ‘pobres’ que tienen que recurrir a la RGI para poder mantener una vida digna.

ALAVA ROJA

TURISMO

Hemos dado un giro de 180 grados a las políticas turísticas del Gobierno del Partido Popular.

Un giro que se concreta en una nueva estrategia turística dirigida a incrementar el número de visitantes y la estancia media, es decir, el número de días que pasan entre nosotros. Teniendo muy claro lo que buscamos: un modelo de turismo sostenible, basado en la calidad y no la cantidad, que sea fuente de riqueza y empleo.

El diseño y lanzamiento de una oferta global de Álava en colaboración directa con las Cuadrillas; la renovación del portal web y el uso intensivo de las redes sociales, inexistentes hasta hace dos años; y acciones de promoción entre las que destacan los viajes de familiarización o fam trips con agencias de receptivo son sus principales motores.

La evolución de las principales variables del sector en los dos últimos años indica que vamos por el buen camino. Cerramos el ejercicio 2016 con un incremento de las entradas de visitantes y pernoctaciones del 5,4% y el 9,5%, respectivamente, en lo que supuso un nuevo récord histórico para el Territorio Histórico. Y ello acompañado de un aumento significativo de la estancia media.

Esta tendencia ascendente se mantiene, si cabe con mayor intensidad, en lo que llevamos de 2017: entre los meses de enero y mayo el incremento de visitantes ha sido superior al 12% y, esto es importante, con una distribución territorial más equilibrada entre todas las comarcas.

Las entradas a Vitoria-Gasteiz y Rioja Alavesa, principales puertas de turistas a Álava, crecen de forma significativa, pero el incremento es todavía más fuerte en las comarcas de Ayala, Montaña, Llanada, Añana y Estribaciones del Gorbea.

Seguimos trabajando para mejorar el portal web de turismo de la Diputación Foral de Álava. Hace unos meses tradujimos sus contenidos al inglés y al francés, y seguiremos con otros idiomas como el alemán. Además, presentaremos una nueva herramienta para que las personas usuarias puedan planificar unas vacaciones a la carta. Ofreceremos más detalles de este proyecto en las próximas semanas.

Estamos trabajando también para aprovechar los nuevos vuelos disponibles en el aeropuerto de Foronda para que supongan un motor para el sector turístico de Álava.

Insisto, estamos trabajando bien, con intensidad, teniendo en cuenta los limitados recursos con que contamos. Intentaremos de cara a la elaboración del próximo presupuesto mejorar este aspecto e incluir una partida específica de promoción exterior para poder realizar más acciones en el exterior para dar a conocer Álava entre nuestros potenciales visitantes.

INFRAESTRUCTURAS VIARIAS

Antes decía que la presencia socialista en el Gobierno Foral se percibe en las políticas públicas, pero también en la forma de cómo se hacen esas políticas. Y la gestión de los retos que Álava tiene en materia de carreteras constituye probablemente uno de los ejemplos más claros.

Hemos logrado a través del diálogo y el consenso con las entidades locales y sectores afectados desbloquear e impulsar en apenas dos años proyectos que se encontraban no sólo encallados, sino que generaban además división política y social como son el acondicionamiento y mejora de la N-124 y de la N-240.

El primero, ya en ejecución, permitirá eliminar los dos cruces más peligrosos de la vía (cruce de Berantevilla y cruce de acceso a la AP-68 y Miranda de Ebro), construir la nueva variante de Berantevilla y mejorar los accesos al polígono de Lacorzanilla. El segundo eliminará curvas peligrosas y cambios de rasante, y mejorará la seguridad de una vía básica que une Álava y Bizkaia.

Estos dos proyectos suponen una inversión de más de 30 millones de euros y, en consecuencia, implican un impulso muy importante a la inversión pública, la riqueza del Territorio Histórico y la creación de empleo.

En la misma línea, estamos trabajando para lograr el consenso más amplio posible en torno a la reforma de la A-625 entre el polígono industrial de Saratxo y la localidad bizkaina de Orduña. Confiamos en que este trabajo fructifique y este proyecto pueda ver la luz al final de la legislatura.

Hemos mejorado también sustancialmente los programas de mantenimiento de los 1.500 kilómetros de la Red Foral de Carreteras, con un incremento del 14% de los recursos destinados a tal fin, y hemos contribuido al equilibrio territorial con inversiones en todas las comarcas alavesas.

MOVILIDAD

Nuestro esfuerzo en este campo ha buscado mejorar el servicio que prestamos a la ciudadanía a través de las líneas de transporte foral que unen Vitoria-Gasteiz con las distintas comarcas del territorio histórico. Este servicio es básico para garantizar el derecho a la movilidad de las personas mayores y jóvenes y, por lo tanto, es clave para la cohesión territorial y social.

También lo es para convertir el transporte público en una alternativa real al vehículo privado y contribuir así a reducir emisiones contaminantes.

¿Cómo hemos mejorado el servicio? Hemos introducido cambios en horarios, más frecuencias y nuevas paradas en la práctica totalidad de las líneas en respuesta a propuestas de las entidades locales y personas usuarias. Ello no hubiera sido posible sin un esfuerzo económico: hoy destinamos un 15% más a Movilidad hace dos años.

Y creemos, con los datos en la mano, que estamos cumpliendo los objetivos. Casi 700.000 viajeros y viajeras utilizaron el año pasado las líneas agrupadas en las concesiones de Álava Central, Ayala y Rioja Alavesa, un 20% más que en el ejercicio precedente. La tendencia ascendente se mantiene en los primeros meses de 2017%.

Este es nuestro trabajo, o mejor dicho sólo una parte, y sus resultados.

Hemos construido en esta primera parte de la legislatura una base sólida de políticas, programas y estrategias que se desarrollarán y completarán en los próximos dos años, siempre, como decía al principio, pensando en la ciudadanía, sus problemas y quienes peor lo están pasando.

Porque los socialistas somos garantía, allí donde gobernamos, de anteponer la agenda social, las necesidades de las personas, por encima de otros intereses.

0_q0wklah1

Y nos queda mucho trabajo por delante, hay retos importantes en el Territorio Histórico de Álava:

  • Prepararnos para lo que va a suceder en Álava con la llegada del tren de alta velocidad en materia logística, en turismo, incluso en el modelo de ciudad, en su nuevo mapa
  • Tenemos que desarrollar el nuevo Decreto de Cartera de Servicios Sociales para que las personas estén mejor atendidas y nos adelantemos a las exigencias que requiere la evolución demográfica.
  • Y sobre todo, además de generar empleo, tenemos que colaborar para que sea de calidad.
  • Tenemos que trabajar en colaboración con el nuevo modelo de formación dual para adaptarnos a las exigencias del mercado de trabajo. Las nuevas tecnologías van a diseñar un nuevo modelo de empleo y de comercio para el que tenemos que estar preparados.

La conformación de este gobierno de coalición lo concebimos desde el primer día como el Gobierno Foral que más apoyos tenía en la sociedad, como el que podía producir más estabilidad y más convivencia y como el gobierno que mejor se entendería con los demás grupos políticos de la oposición, porque una vez formado el gobierno también necesitábamos formar mayorías que aprobaran presupuestos y con ellos sus políticas sectoriales.

No nos equivocamos, la fórmula ha dado resultado.

Hemos conjugado bien estabilidad, diálogo, sensibilidad social, políticas de progreso, saber sumar, ser útiles y hoy aquí está una parte del resultado.